Si estás pensando en rehabilitar o reformar tu casa por diversos motivos y quieres aprovechar la ocasión para propiciar la eficiencia energética, el mejor aprovechamiento de sus recursos con el fin de ahorrar energía a continuación te proponemos varias soluciones para que esto sea posible y reduzcas tus gastos.

Reforma también los contratos de energía con las compañías

Además de plantearte la rehabilitación de ciertas partes de tu casa y reformas a pequeña o gran escala, debes dar el gran paso también en lo que respecta a los servicios básicos necesarios para la vivienda, como es el caso de dar de alta la luz: https://www.tarifasenergia.com/dar-de-alta-la-luz/

Tanto si es la primera vez que la vivienda va a ser habitada y no hay suministro eléctrico como lo hay pero quieres cambiarte de compañía debes conocer las diferencias y saber cuánto tardan en dar de alta la luz en cada caso: en el primer caso se tarda entre 5 o 7 días laborables en finalizar el procedimiento para conectar tu vivienda a la red eléctrica y en el segundo el servicio ya estará activo de manera ininterrumpida pero para cambiar de nombre hará falta hasta 21 días, en función de la fecha en la que concluye el periodo de facturación de la comercializadora actual. A partir del momento en el que seas el titular y los contratos de energía empiecen a estar a tu nombre ya podrás cambiarte de tarifas de gas natural y electricidad.

Este paso es muy importante para propiciar el ahorro energético y económico en tu vivienda recién reformada o rehabilitada, por lo que te recomendamos hacer una exhaustiva comparativa de tarifas eléctricas y de gas natural, en solitario o combinadas, antes de proceder a la contratación, teniendo en cuenta los precios actualizados y las promociones vigentes que se aplican al utilizar ciertos métodos de contratación, como es el caso de la contratación online de tarifas de luz y gas natural por parte de compañías como Endesa.

10 ideas de reformas que te harán ahorrar energía en casa

Estos son las obras y cambios a pequeña y gran escala que puedes aplicar dentro de tu casa para mejorar las condiciones de aislamiento térmico, luminosidad y otros detalles con el fin de economizar y ser más eficiente:

  1. Rehabilitación de las fachadas exteriores y aplicación de sistemas de aislamiento térmico como el SATE.
  2. Inyección de material aislante en las paredes de tu vivienda.
  3. Colocar paneles aislantes en paredes, techos y tejas aprovechando las posibilidades decorativas de esta solución.
  4. Pintar las paredes de colores claros con pintura térmica aislante, tanto para los exteriores de la casa como para los interiores.
  5. Cambiar la bañera convencional por un plato de ducha y colocar filtros en los grifos de la casa.
  6. Ventanas herméticas de doble cristal con vidrios de baja emisividad que te permitan aprovechar la fuente de luz natural del sol.
  7. Instala toldos, persianas y cortinas para controlar la luz natural que accede a la vivienda en cada época del año y en cada momento del día.
  8. Puertas de madera maciza con barredores en la parte inferior para evitar las corrientes indeseadas, que también puedes complementar con el uso de felpudos y alfombras.
  9. Fuentes de iluminación artificial que utilicen lámparas de bajo consumo en todas las habitaciones y en los exteriores si los hay.
  10. Instalar dispositivos de control del consumo tales como contadores digitales de luz y termostatos inteligentes de temperatura, que puedan ser encendidos, apagados y programados a distancia.

Para finalizar, aquí tienes otro artículo recomendado con más propuestas de reformas exprés que también te ayudarán a reducir el gasto en cada habitación.